Informe 2015: Feminicidio y cine español. Entre el buenismo y la psicopatía #25N

cine_feminicidio_portada

Queridas todas Sonia Herrera Sánchez y servidora hemos escrito el artículo “Informe 2015: Feminicidio y cine español. Entre el buenismo y la psicopatía” que se incluye en el informe de la plataforma Feminicidio. Esperamos que os interese y lo disfrutéis.  #25N

En el siguiente artículo escrito a cuatro manos, nos proponemos analizar una selección de películas españolas que tienen un denominador común; todas ellas tratan de forma directa sobre la violencia contra las mujeres. Sabido es que la violencia es un recurso cinematográfico recurrente y habitual a la hora de construir las historias y las tramas. Pero, ¿qué pasa cuando esta violencia se dirige de forma específica a las mujeres por el mero hecho de ser mujeres? ¿cómo ha representado el cine español la violencia de género? ¿existe algún tipo de evolución en esta representación y cuáles son los ejes que deben marcar nuestro análisis?

A modo de introducción

Para poder responder a estas preguntas, hemos seleccionado cinco películas, que hemos dividido en dos grupos temáticos. En el primer grupo contamos con las películas Sólo mía (Javier Balaguer, 2001), Te doy mis ojos (IcíarBollaín, 2003) y la tv movie No estás sola, Sara (Carlos Sedes, 2009), una serie de películas que por primera vez en el cine español nacen con una clara vocación de sensibilizar sobre una problemática que tras el asesinato de Ana Orantes [1],traspasa el ámbito de lo privado para considerarse una problemática pública que afecta a toda la sociedad. En el segundo grupo hemos seleccionado las películas Tesis (Alejandro Amenábar, 1996) y La isla mínima (Alberto Rodríguez, 2014), dos películas muy significativas en el cine español, por su éxito tanto de taquilla como de crítica.

Con el primer grupo de películas nos planteamos como objetivo principal analizar sus aportaciones al imaginario colectivo de la recepción de la violencia de género y hacer una lectura crítica desde la actualidad. Con el segundo grupo, nos proponemos desmontar la relación que se establece entre la violencia de género y la psicopatía ya que descontextualiza las causas estructurales que posibilitan la violencia contra las mujeres y desplaza el foco hacia explicaciones tan coyunturales como excepcionales.

Todo desde un marco teórico y conceptual que asume el término feminicidio como un concepto necesario a la hora de aplicar la perspectiva de género a la representación cinematográfica de la violencia de género.  Sigue leyendo

Anuncios