Pelos en el sobaco, no ¿y tú, qué opinas?

Etiquetas

,

IMG_0173

Esta soy yo, antes de sucumbir al patriarcado y depilarme los sobacos para iniciar temporada primavera-verano. Y es que, qué queréis que os diga, no soy de mucho pelo, me depilo sólo cuando hace bueno, pero llega el momento de ponerse la camiseta de manga corta y me veo mejor sin pelos.

No me obsesiona el tema, siempre me autodepilo, y no me siento mal si me crecen los pelos de las piernas y se me nota. Desde hace días, con el inestimable empujón de Madonna, y la serie de fotos de Ben Hopper, las redes sociales se han llenado de mujeres con pelo en el sobaco. Y ya sabemos, opiniones diversas. Que si los pelos dan asco, que si los pelos nos desvían de modelos con cuerpos normativos, que si cada cual haga lo que quiera….

Está claro que sobre las mujeres existen unos condicionantes estéticos brutales. También para los hombres, ese rollo tronista (Hombres, mujeres o viceversa) o tete (Gandia Shore) la verdad es que es muy angustiante y nos debería hacer reflexionar sobre la mierda me mundo artifiacial en el que viven algunxs. ¿Dejarse los sobacos rollo salvaje se va a convertir en una marca de resistencia??? Ya sabéis, estás en una terraza sentada y ves a una tía con pelos y dices, ésta es una de las mías??

Está claro de que el tema pelos-axilas tiene un transfondo bastante intenso y profundo. Cuando vemos axilas velludas en las mujeres la primera impresión es de asombro, dentera e incluso de asco. Y eso no es inocente. Tiene que ver con toda una imaginería sobre la belleza femenina. Luego ya cada cual la asume como puede o como quiere, si es que es capaz.

Yo en este caso, soy de las de pactar…y vosotras???

Junior y el tratamiento de las nuevas masculinidades (in memoriam)

Etiquetas

, ,

pic.aspx

Ayer falleció Antonio Morales “Junior”. Integrante del grupo musical Los Brincos de 1962 a 1964, posteriormente formó duo con Juan Pardo con “Juan y Junior”. Junior formó parte de dos de las iniciativas musicales más relevantes y exitosas de la época. Conocidos como los Beatles españoles, los Brincos entre el ritmo ye-ye y la canción melódica, renovaron sin duda el panorama musical en una década como la de los 60, de cierto aperturismo. Su propia juventud alejada de los traumas de la posguerra sonaban a modernidad y a pop.

En 1970 se casó con Rocío Durcal, joven prodigio del cine español y futura cantante de rancheras. Ambos formaron sin duda alguna una de las parejas más modernas y naifs del panorama musical y cinematográfico. 2014041519404043710. Tras varias iniciativas musicales fallidas, la carrera de la Durcal se dispara en México y Junior se encarga de la educación de sus hijas e hijo. Su vida personal y profesional se ficcionó el la tv-movie de tele 5 “Rocío Durcal. Volverte a ver” (2011).

imagesJunior no se vio reflejado en la serie que le presentaba con un hombre vencido por el éxito de su propia mujer y condenado al espacio doméstico. Alegó que siempre se sintió muy orgullosos del trabajo de su mujer y de su éxito, éxito al que contribuyó asumiendo la intendencia familiar. Y es que llama la atención sobremanera ese tratamiento tan negativo de un hombre que opta por lo doméstico mientras su mujer triunfa en el ámbito público.

También llama la atención que una figura como la suya, con ese peso tan importante en el mundo musical, que roza el icono popero, en el momento de su muerte, los titulares lo definan como “el viudo de Rocío Durcal”. Y es que ni siquiera las nuevas masculinidades mediáticas se libran de tanto machismo….

Descanse en paz

Terrorismo de género V

6425_10203777358422281_4624169528689537239_n
10253906_10203777357702263_7246547540405475430_n

A través de Ila Kate me entero de que ayer, en la fiesta de la Universidad Pública de Navarra estas especies de pegatas o sloganes rulaban por la Universidad. Que frases como las que acabamos de ver campen a sus anchas por un ámbito público dejan mucho, mucho que desear y nos remiten a un patriarcado feroz sin complejos, que se siente muy orgulloso de sí mismo. Y que da miedo, mucho miedo. Incitación a la violencia sexual, desprecio por las leyes que condenan la violencia sexual, cosificación extrema de las mujeres…..

Cuánta violencia seremos capaz de soportar???

Hombres que hablan en femenino

387179_581840618501543_59098958_n

El sábado pasadó particié en una mesa redonda dentro de las I Jornadas de Kultura Precaria. La verdad que no estuve muy locuaz ni intervine en exceso en el debate. Es lo que nos pasa a las feminazis, que nos sacas de lo nuestro y andamos un poco como pulpa en cacharrería. Suspicaces nosotras siempre buscando discriminaciones por las esquinas y ofensas a nuestro género.

Las Jornadas, muy interesantes. Más allá de toda la posible autogestión, con Katakrak a la cabeza me quedo con la idea de seguir luchando porque lo público, así en masculino genérico, siga apoyando la Cultura, así en mayúsculas y femenino. Os recomiendo que colaboréis en el docu de las Jornadas.

Algo que me sorprendió sobremanera es que algunos de los hombres que participaban en la mesa, así como hombres del público, hablaran en femenino, así como genérico. Que me quedé estupefanta. No con esas estupefacción chunga de ver a Pablo Iglesias hacer de treintañera de clase media oprimida por su trabajo y sus tacones. No de escalofrío extraño en la espalda. No sé quizá es que más allá del mundo cibernético, docencias y madres en la realidad paralela está sucediendo algo y no me he enterado. Que es lo que tenemos las de provincias, que por muy modernas que nos creamos, llegamos siempre tarde y mal.

¿Desde cuando los tíos hablan en femenino??? ¿Los que lo hacen (contabilicé 4) se han planteado alguna vez que supone ser tía? ¿Se han leído como Pablo Iglesias a las más del feminismo??? ¿¿¿Es una moda pasajera iniciada por Mario Vaquerizo y sus Nancys Rubias??? ¿Ha empezado la verdadera revolución y yo sin enterarme??? Quiero saber!!!

Curso “Mujeres de publicidad y cine”. Casa de Mujeres de Donosti (Abril-junio)

1795583_695757773820132_1349125501_n

“Mujeres de anuncio y cine. Análisis de las representaciones de género”

La publicidad y el cine y las representaciones que proyectan, crean fuertes imaginarios en los que las sociedades se reconocen, se nutren y se alimentan. ¿Qué imágenes construyen de las mujeres? ¿cómo representa la publicidad y el cine los roles femeninos???

Vivimos en una sociedad rodeada de múltiples pantallas que emiten constantemente imágenes. Por ello es necesario poder analizar las representaciones de las feminidades para estudiar los mensajes de subordinación y las posibles disidencias a las imágenes hegemónicas.

Proponemos un curso de seis sesiones para estudiar y desmontar las representaciones de género. Trabajaremos con anuncios televisivos, revistas, internet y fragmentos de películas.

Una propuesta necesaria en la que con una metodología que combina teoría y práctica nos adentraremos en las representaciones de género.

De 18:00 a 19:30. 28 de abril, 12, 19, 26 de Mayo, 2 y 9 de junio.

Matrícula: emakumeenetxea@gmail.com

Plumas (Foto 17, 18, 19, 20)

0.1

0.20.30.4

Porque hay veces que hay que ponerse las plumas para que se vayan los malos pensamientos y reafirmarse en las elecciones personales, por mucho que te hayas visto abaocada a ellas. Porque si no escribo y si no doy clase me muero. Porque la precariedad es una compañera de viaje muy chunga y perversa. Porque hay demasiados guantes de fregonas y demasiadas pocas plumas.

Porque tengo la suerte de tener amigas que crean patrias llenas de amor, letras, cervezas y plumas, sin cuya existencia no podría seguir adelante. OS QUIERO

8 apellidos vascos. Catarsis casi sin mujeres (en Píkara Magazine)

Etiquetas

, , , , , ,

8-apellidos-vascos-cartel-1

¿Por qué “8 apellidos vascos” de Emilio Martínez Lázaro, una peli revienta taquillas es tan androcéntrica??? Descúbrelo en Revista Píkara

Lo personal es cine. Reseña de “Fotogramas de género” en Revista Píkara

Etiquetas

,

1241606_10151773558143400_218824552_n

Lo personal es cine. Estupenda reseña de “Fotogramas de género” en Revista Píkara a cargo de Andrea Momoitio. Leela aquí

Muerte a la Transición

Etiquetas

,

transicion.democratica

La Transición española comprende el período histórico que va desde el fin de la dictadura hasta la instauración de la democracia. A pesar del debate que existe sobre su periodización, como historiadora, asumo las coordenadas 1975-1982, muerte del dictador Francisco Franco y triunfo electoral socialista para definir al breve y violento período que definen los años en los que España dejó de ser un país dictatorial y pasó a ser un país aparentemente democrático.

Se presenta la Transición como un modelo político y social de convivencia en la que España pasó como por arte de magia de ser un país totalitario a ser un país moderno y europeo. Pero la Transición fue un proceso, duro, difícil, sangriento, violento, marcado por el poder que todavía tenía la extrema derecha, que mostró su peor cara en el fallido golpe de Estado del 23 F. La Transición supuso edificar un país sobre el olvido y la ausencia de perdón y una infinidad de muertos condenados a fosas, aún por reivindicar y descubrir. Implicó olvidar y dejar de exigir responsabilidades a estructuras como la Iglesia o la Monarquía, claras herederas del franquismo que asesinaron a un buen número de población y condenaron a la miseria (económica, moral, cultural…) a la gran mayoría dl país. En definitiva, olvidó que el franquismo no fue un accidente ni una época de paz social, sino un régimen dictatorial que surgió de una sublevación militar contra un gobierno legítimo elegido por las urnas, como lo fue el gobierno de la República. La Transición no fue ni tan modélica ni tan pacífica. Crecí entre silencios intuyendo que muy cerca de mi casa, en Montejurra, había pasado algo horrendo de lo que nadie tenía muchas ganas de hablar.

Para desmontar la mitología pacífica y ejemplar de la Transición recomiendo de nuevo el documental “Despúes de…” de Cecilia y José Juan Bartolomé (1981), rodado a pie de calle, testimonio excepcional e indispensable para contextualizar y analizar desde una perspectiva crítica aquellos años.

La Transición fue además, un proceso protagonizado por hombres, que asumieron como un mal menor la necesidad de terminar con el terrorismo de género, pero que nunca consideraron las reivindicaciones feministas como una prioridad. Únicamente se dejaron llevar por una inercia histórica que necesariamente debía otorgar a las mujeres los derechos humanos más básicos como poder votar, poder trabajar, poder heredar….en definitiva asumir a las mujeres como cuidadanas.

Hoy nos hemos enterado que Adolfo Suárez, pesidente entre 1976 y 1981 se está muriendo. En un insólito ejercicio de muerte televisada, su hijo nos ha comunicado que en breve dejará de respirar. Me faltan muchos datos para poder analizar en profundidad su figura. La intuición me dice que fue un hombre necesario, del que desconozco sus sombras, que intuyo son muchas, que hizo lo que pudo en un momento muy complicado, y que fue un hombre muy utilizado. Mi padre decía siempre que la política es lo más ingrato que existe y me da la impresión de que Adolfo Suarez supo mucho de ingratitudes.

Adolfo Suarez morirá en breve, y le deso un sereno final. Y espero que con él muera el espíritu de la Transición, aunque me temo que no va a ser así. La Transición fue mi pasado inmediato, era el pasado con el que me crié. Pero he crecido, y la Transición sigue formando parte de mi presente. España es un país anormal, sólo así se explica como un tiempo pasado sigue siendo presente. Porque los y las protagonistas de la Transición siguen siendo los que ostentan el poder, siguen siendo los que dictan el rumbo de este país en la que es muy difícil vivir y respirar.

Este país debería ser un país moderno y no un país anclado en el pasado, caduco y viejuno. Adolfo Suarez morirá y asistiremos a una orgía heróica sobre su figura que descontextualizará la Historia reciente. Y un país con la historia reciente distorsionada nunca será un país que mire hacia delante y sea capaz de superar esta crisis.

Y volveremos a vivir en esta deriva extraña que siempre nos lleva a un pasado complaciente, que nunca hace autocrítica. Y yo como todos los días me sentiré un poco menos libre…..

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.143 seguidores