Porque a mí nadie me dice las bragas que me tengo que poner o de Sindia a Pipi

Difícil elegir tema para un nuevo post con lo cargadita que está la actualidad. La homilía de ese señor cura en Viernes Santo, el niño Froilán que se dispara en el pie en la finca soriana… Finalmente me decido por Gran Hermano, del que me he vuelto a hacer espectadora. Por cierto la Milá me horroriza y me encanta a partes iguales. La frase de las bragas es suya.

Resulta que Sindia eza joven zevillana, desde su entrada en la casa de Gran Hermano ha comenzado a pensar y actuar de otra manera, o simplemente a actuar desde su mismidad. Y no sólo por rozarse con Pepe, ese bailaor grimosillo y con aspecto de chulo-playas, sino porque ha descubierto otras posibilidades más allá de su vida anterior con su novio Sergio o Zergio.

Los de Gran Hermano, deciden tras votación popular (¡me encanta la expresión!) que Sergio entre en el concurso. Sergio compite con Paolo, el cornudo amigo de Noemi. Espectacular estrategia del programa. Este año introducimos la variable novio-exterior-de-chica-que-se-ha-soltado-la-melena y esperamos a ver qué pasa. Las consecuencias las lógicas: Sindia se sume en un mar de lágrimas (hace mucho que no veía llorar a nadie con tanto sentimiento) y Sergio, en esa actitud tan típica de despechado, erre que erre encima de su novia la agobia sin parar. Rompen, vuelven y así sucesivamente…y a Sergio le sale la vena más machista y controladora. De novio comprensivo, amable, que cuida a Sindia y demás, a machista redomado.

Vale que Sindia ronea con Pepe delante de Sergio. Yo tampoco lo hubiera soportado. Pero cuidado, esto no la convierte en una puta ni justifica la actitud de Sergio que en el fondo no soporta el cambio de Sindi a Pipi (Pipi es su nombre de guerra en el concurso). Como él mismo dice: “Que a mí me gustaba Sindi y aquí me he encontrado con Pipi”. Sí querido Sergio, y tienes dos opciones o aceptar a Pipi o quedarte sin Sindi.

Ayer Sergio salió expulsado y tuvo que vérselas con la Mila en esos momentos en los que me encanta

Sergio-acorralado-Mercedes-Mila_3_1593470647.html

Se introduce la variable madres, lo que le da al asunto otra dimensión. Claro, sólo una madre puede decir cosas como “Sergio le apoyó para sacarse el Graduado Escolar”, “que si se quiere ir a la discoteca con las amigas se va”, “no sé si se habrá tomado una copita, pero mi hija machista no es”.

Mercedes-Mila-Sergio-ganas-vomitar_0_1593440641.html

Dos madres, dos Españas, lo de siempre. En definitiva, van a tener razón y Gran Hermano es como la vida misma…sólo espero que Pipi gane a Sindi, por su bien.

Anuncios