¿Bruce Springsteen hombre objeto?

Llevo días imbuida en profundas e inteligentes reflexiones historiográficas de insospechadas consecuencias. Por eso, de la lista de posibles temas sobre los que escribir me decanto por uno que combina lo lúdico y lo sesudo. Y el Boss anda de gira por España, así que también combina rabiosa actualidad.

El ‘Born in the USA’ (1984) formaba parte junto con los Barricada o los Hertzainak (el Rosendo vendría más tarde) de mi colección de casetes. Poco me importaba no entender casi nada. Es lo que tiene la dureza y la rabia del Rock & Roll, que son universales. Con esto de su gira española me dispuse a buscar vídeos por la red. Y me encontré con éste; el de ‘Dancing in the dark’. Visualícen y luego seguimos.


Uff, más allá de la canción me quedo con el cuerpo y la belleza de Bruce que parece el nuevo San Sebastían de Nueva Jersey. Si os fijáis desde el inicio con esos planos que trocean su cuerpo ¡sí, la cámara también puede trocear el cuerpo de los tíos! no puedes evitar fijarte en él y mirarlo como objeto de deseo. Su ritmo, su movimiento, su cuerpo perfecto hipnotizan. Las dos grupies que lo comen con la mirada terminan de construir este clip donde las espectadoras y espectadores nos convertimos en vouayeurs. Es lo que la mirada patriarcal hace con las mujeres.

Una duda me asalta ¿disfrutar de los cuerpos ideales nos hace patriarcales?. Creo que no. Otro tema ya es que Bruce significa un 1% del total mientras que las mujeres que se representan y construyen a partir de su cuerpo son más del 90% y pueden instaurar una dictadura corporal, que junto con el amor romántico son la nueva mística de la feminidad.

Y para terminar otro vídeo de la época en la que nuestro Bruce comparte plano con Steve Van Zant, guitarra de la E Street Band, y que quizá os suene por haber interpretado el personaje de Silvio Dante, uno de los lugartenientes de Tony Soprano. Era el del pelucón y el que tenía el mismo gesto durante las 7 temporadas. Que ustedes lo gocen

Anuncios