¿Dónde está el sexismo, en el anuncio o en la mirada?

Hace semanas, la periodista y responsable de Pikara magazine, June Fernández, preguntaba si considerábamos sexista el siguiente anuncio.

Desde luego que Sprite ha conseguido lo que quería, que hablemos de él. Pero volvamos al anuncio. ¿Es machista? ¿Es sexista? ¿Degrada la imagen de las mujeres?
Yo creo que no por diversas razones. El anuncio presenta a una chica haciendo una mamada a un chico. Los dos gozan. Tanto él como ella gozan horrores. Cuando él se corre en su boca se relame gustosa y contenta. No es para menos, le acaba de dar un inmenso placer a su pareja sexual y ella también ha gozado. Quizá también esté pensando que enseguida le toca a ella…
¿Por qué desconfiamos de estas representaciones? Cuando vemos a esta joven disfrutar de hacer una mamada, desconfiamos, porque siempre nos han dicho que las mujeres que gozan son un poco putas. Y si encima gozan chupando pollas, ya ni te cuento, puta perdida. Siglos de patriarcado pesan sobre nosotras. También sobre ellos. Me juego una caja de condones a que más de uno después de que se la chupen piensa que la chica es un poco guarrilla. Todas estas representaciones de la feminidad y de las masculinidad, más allá de que nos hagan beber más Sprite o menos, nos dicen que los roles masculinos y femeninos se siguen construyendo desde el patriarcado, cuyas estructuras asumimos inconscientemente. Por favor, destruyámoslas!!!
P.D: espero con ansias la versión femenina del anuncio, mientras tanto ¡que vivan las mamadas!

Anuncios