Machirulandia

IMG_0211

Ha sido una semana bien dura y bronca. El domimingo 25 de mayo la ciudadanía está llamada a votar para las elecciones europeas. Que una está ya de vuelta de muchas cosas y sobre todo de la política, pero que si los y las representantes del pueblo se llevan lo que se llevan, qué menos que estar al tanto de lo que pasa. Un país como este en el que vivimos, con una deuda que te cagas con Europa, con un paro endémico, muertas por terrorismo de género, juventud sin futuro…….se merecía un debate de altura. Pero no, no -putas espectativas- la campaña viene marcada por el machismo de los candidatos mayoritarios, esos del bipartidismo. Que si Cañete, que el que dice que las mujeres somos como la economñia sumergida, algo con lo que convivir porque somos muy difíciles de eliminar, que si Jaúregui justifica los (presuntos) malos tratos de Eguiguren….vaya, un sinvivir.

Que la agenda de las europeas es tan triste y deprimente como significativa. Uno de los indicadores del nivel democrático de cualquier sociedad es el papel que las mujeres desempeñan en ella. No me voy a liar ahora con estadísticas de brechas salariales, techos de cristal (de hormigón)…que demuestran que la presencia de las mujeres en todos los ámbitos está todavía alejada de indicadores igualitarios. Prefiero centarme en todas las implicaciones que tiene este machismo que les brota de dentro y que no se ocupan en disimular. Por un lado es desesperante, triste, agotador y nauseabundo, por otro, es positivo que se visibilice de una manera tan obvia. Es una buena oportunidad de cuestionarnos la misoginia y el patriarcado. Lastimica que a las feministas se nos otorgue tan poca autoridad (os recomiendo para comprobarlo que os paséis por cualquier artículo de Revista Píkara y leáis los comentarios para que os hagáis una idea de lo que tenemos que soportar).

En toda esta vorágine machirula, que incluye justificaciones de las féminas del PP, me han llamado la atención -y mira que era difícil- las declaraciones de un integrante del PP quien afirma que el PP no es un partido machista porque las SEÑORAS ocupan un papel importante. Ay ama, con las señoras hemos todado!!! Y es que el candidato no da muchos más datos sobre lo que considera como señoras. A mi, la palabra “señoras” en boca de alguien del PP me suena a esposa, a madre, a mujer ilustrada, lo justo para poder mantener una conversación inteligente para demostrar que su marido la merece, la que es capaz de hacerte un pastel de yemas en cero coma ante una cena (de hombres) y siempre, siempre, tiene la casa limpia y recogida. Una señora como Dios manda, preparada para cualquier eventualidad ajena, una mujer servidora, sumisa y complaciente.

Que lo de señora en boca del PP me suena como a matriarcado vasco. A trabajo, excelencia, reconocimiento en lo doméstico (donde trabajan por un tubo) pero a cero reconocimiento social y legal. Vaya, que te puedes pegar 30 ó 40 años trabajando en un caserío o para tu marido pero que a la hora de la verdad no te corresponde nada de nada….

Y es que no se trata de señoras ni de que hablen de nosotras en los términos en los que lo hacen. Se trata de que España es un país caduco, podrido y enfermo. Enfermo de machismo y de autoritarismo. Y ya estamos francamente #hastalastetas. Porque estáis acabados y vencidos. Por que la revolución será feminista o no será.

Anuncios